lunes, 28 de septiembre de 2009

Las Catacumbas de San Francisco (Lima)

“Visitante, si posees un corazón valiente y estás dispuesto a recorrer este cementerio subterráneo, tendrás que bajar por unas escaleras de mármol hasta un sótano, atravesar una pequeña puerta que da acceso a un corredor de ladrillos unidos con cal y canto, piso de tierra, techo bajo y donde el aire que se respira es húmedo y viejo. Una luz mortecina y triste que deja muchos ángulos de las galerías en penumbras, te dará la bienvenida, pero no sientas temor, fue dispuesto así con la clara intención de no molestar a quienes moran desde hace siglos en este lugar; gira a la izquierda y continúa avanzando, pero no abandones el camino…”









Las Catacumbas en la Iglesia-convento de San Francisco son consideradas como un importante patrimonio histórico y un atractivo turístico muy concurrido en la ciudad de Lima. La orden franciscana que junto con los conquistadores españoles llegaron al continente en el siglo XVI, fundaron en la ciudad de los reyes la primera capilla de su orden (1546), la cual, con el paso de los siglo sería mejorada (1657) hasta recibir el título de Basílica Menor en el año de 1963.

El Convento en su interior tiene muchos atractivos: Una cúpula de diseño Mudéjar (estilo hispano-musulmán del XII-XVI), una biblioteca con aproximadamente 25 tomos del siglo XV, claustros, sala de coro, sala de exposición, jardines, patios rodeados de arquerías, muros recubiertos con azulejos sevillanos y sus misteriosas Catacumbas.

Las Catacumbas (del griego kata=abajo y tumbos=tumbas ) eran galerías subterráneas donde antiguamente los primeros cristianos rendian en secreto culto al único Dios y donde además, eran sepultados al finalizar su vida terrenal. Siglos después se construirían galerías subterráneas bajo las iglesias de toda Europa con la intención de sepultar a los devotos, cleros y protectores de la religión en suelo consagrado.

A la par que las distintas congregaciones religiosas llegadas al Nuevo Mundo construían iglesias y templos, también se excavaron debajo de ellas catacumbas; en el caso de la Iglesia de San Francisco, sus catacumbas o cementerio colonial subterráneo, albergó aproximadamente unos 25 mil cadáveres, contenidos en fosas comunes, criptas, tumbas y urnas. Mucha de esta osamenta (cráneos, tibias y humeros) se encuentra expuestos, ordenados y apilados en los túneles creando un ambiente sombrío, tétrico y con  manifestaciones sobrenaturales.

En el siglo XIX , gobernantes y clero ordenaron cerrar las galerías y decretaron que los cuerpos fueran enterrados en un lugar distante la ciudad, para evitar se produjera una epidemia. Algunas de estas galerías se encuentran selladas, según dicen por derrumbes a causa de los terremotos que remecieron la ciudad, otros sin embargo, afirman que son túneles que facilitan la entrada y salida del convento de San Francisco hacia Palacio de Gobierno y la estación del trenes de Desamparados.

Plazuela de San Francisco (Esq. de Ancash y Lampa, Lima-Perú)
Horario de atención:
De Lunes a Domingo de 9.30 a.m. a 5.30 p.m.
Público en general S/. 5.00 soles.
Estudiantes: S/. 2.50 soles
Niños: S/. 1.00 sol

6 comentarios:

Radka dijo...

Good day. You have a nice blog. Your country I love. You have beautiful sights. Good bye Radka.

Anónimo dijo...

que feo es esto

Anónimo dijo...

que asco

Melodía dijo...

Es lo máximo.. desde el convento de los Franciscanos, muy hermoso y lo xvere de conocer las catacumbas... es muy interesante la visita.

Melodía dijo...

Es lo máximo.. desde el convento de los Franciscanos, muy hermoso y lo xvere de conocer las catacumbas... es muy interesante la visita.

Anónimo dijo...

Buenisimooo