miércoles, 5 de julio de 2017

TÚPAC INCA YUPANQUI, DESCUBRIDOR DE OCEANÍA Y RAPA NUI (ISLA DE PASCUA-CHILE)

Túpac Inca Yupanqui, nació en el Cusco a mediados del siglo XV, fue hijo del gran inca Pachacútec; y juntos gobernaron el Tawantinsuyo con la intención de expandir sus fronteras. El intrépido príncipe inca; recibió el encargo de explorar, conquistar y anexar todos los territorios que le fuera posible, el Auqui (príncipe) inició la expansión del imperio hacia las tierras del sur. Al mando de una expedición compuesta por mitimaes y guerreros, y luego de meses de marcha, llega hasta el rio Maule, donde se enfrentó por primera vez en batalla, con la aguerrida tribu mapuche. Acerca de la presencia del inca en los territorios del Collasuyo hablaremos en otra entrada.


Túpac Yupanqui contaba con 25 Años edad cuando regresó del sur y luego de un breve descanso, inicio la expansión del imperio del Tawantinsuyo hacia el norte. Conquistó a los chachapoyashuambos y guayacondos, llegando hasta el Golfo de Guayaquil donde derrotó a los agerridos Puná y los Paches.

Es allí donde toma conocimiento de la existencia de unas islas con muchas riquezas, nuevas especies y oro, que serían importante para el imperio. En joven Auqui inca decide emprender  una expedición por mar hacía aquel lugar, para esto mando construir grandes balsas de totora y madera, para hacerse a la  mar con un gran número de exploradores.

Luego de tres meses de navegación, llegó a una isla a la que bautizó como Auachumbi (Los cronistas no confirman de qué islas se trata, luego se confirmaría que eran islas de la Polinesia Francesa), donde permaneció un tiempo, compartiendo con los habitantes de aquel lugar tan distante, los conocimientos incas sobre textileria, metalurgia y cerámica.

Al poco tiempo de emprender el viaje, Túpac Yupanqui, llegó a otra isla que bautizó como Ninachumbi, donde dejó parte de su gente e inició el regreso. Todo este relato era algo desconocido, hasta que en la década de los 60, el catedrático peruano Hermann Buse de la Guerra, recopiló las crónicas de los escritores españoles del siglo XVI, para estudiarlos más profundamente.

Santuario de Ahu Vinapu (Isla de Pascua)

Las crónicas sirvieron para que el catedrático, confirmara la autenticidad de los relatos y escribiera dos libros: Los peruanos en Oceanía: geografía y crónicas del Pacífico (1967) e Historia marítima del Perú época prehistórica (1973). La labor de descubrimiento no queda allí, años después, el antropólogo peruano Federico Kauffmann Doig, publicó el libro, Historia y arte del Perú antiguo en 2002, donde da a conocer su teoría acerca de los viajes del inca Túpac Yupanqui a Oceanía.

Todos los historiadores ante la evidencia hallada, aceptaron la teoría de que el joven Auqui inca realizó por lo menos un viaje a Oceanía pero, ahora la pregunta es, ¿A qué isla llegó el explorador inca? Las crónicas de los españoles Pedro Sarmiento de Gamboa y Pedro Cieza de León, solo hablan que llegó a unas islas que el bautizó como Auachumbi y Ninachumbi. Pero en Oceanía existen cientos de islas.

Arquitectura inca en isla de Pascua (Rapa Nui)

La respuesta a esta interrogante, la encontró el historiador peruano José Antonio del Busto, quien afirmó que para hallar esas islas, es necesario seguir las huellas que dejaron los incas en su travesía, ¿Cómo sería posible eso?, estudiando la corriente de Humboldt para seguir la dirección correcta.
El historiador viajo a la polinesia y en la isla de Mangareva encontró algo muy extraño, sus pobladores cuentan la historia que un rey llamado Túpac llego de oriente trayendo la cerámica y la textilería, Del Busto, comprobó que hay una danza que se llama Túpac y se baila hasta el día de hoy, y además encontró que utilizan pata la pesca balsas de totora.

Sorprendido por todo esto, José Antonio del Busto continuó su viaje hasta otra isla llamada Rapa Nui o Isla de Pascua. Allí sus pobladores cuentan la leyenda de Mahuna-te-ráa que significa Hijo del Sol. Esto sorprendió mucho al historiador pero, lo sorprendería más al hallar un santuario llamado Vinapú, con la misma arquitectura y construcción inca, además es el único en toda la Polinesia.


Este santuario inca en la isla de pascua, sumado a otras tradiciones orales, prueban la llegada del Auqui Inca Túpac Yupanqui a Oceanía. Toda la información se encuentra en el libro  “Túpac Yupanqui, descubridor de Oceanía”, publicado en 2006 por el historiador José Antonio del Busto.

4 comentarios:

Piero Flores Rocha dijo...

Los restos de frutas nativas y papas del antiguo Perú encontrados en la Polinesia así lo certifican...��

Ivan Pazmiño dijo...

Por que necesariamente Tupac Yupanqui y no un emisario de este.....?

John Chapman dijo...

Interesante, es nuevo para mi.

Lance Allington dijo...

Buena pregunta. En el tiempo de los Incas, ellos eran conocidos como los hijos del sol. Ellos tenian un mensaje de civilizacion que llevaban a la gente. La gente era ignorante, usaban la brujeria, se estaban destruyendo en guerras contra sus vecinos, no trabajaban, no construian, no se organizaban, no tenian ley. Los Incas estaban preparando el camino intelectual de la gente para recibir la Biblia y muchos vivieron mejor las leyes de Dios que los mismos monjes o padres.